Skip to content

No la pasé tan mal

La pandemia obligó a refugiarse en el hogar. Y el hogar se transformó en un planeta. La atmósfera que se respira, inspira al hombre a que nazcan nuevas relaciones.
1058

Compartí este proyecto

 
 
 
Close Bitnami banner
Bitnami